domingo, 10 de junio de 2007

Un inciso que no tiene mucho sentido...(bueno,para mi si)

En medio de este trance preocupante que son los exámenes, y que por problemas físicos aún no me he presentado a ninguno, todavía queda en mi cabeza hueco para la inútil divagación que suponen los pensamientos prohibidos. Acordarme de ti, cerrar los ojos y ver tus cabellos rubios moviéndose con suavidad cuando los golpea el viento impertinente. Y que en mi mente queda espacio para ver que los sentimientos son tan extraños que no se llegan a comprender, y que el miedo de las negativas, el miedo al rechazo, hace que esta distancia que se ha creado sea para mi como una condena, un castigo por mi falta de decisión, por mi falta de valor.

Aunque ya lo he dado por perdido, necesitaba soltarlo de alguna forma. Supongo que me volveré a sumergir en la maraña de apuntes. Espero que el fin del trance llegue pronto.

3 comentarios:

Esther dijo...

¡¡Aaaay!! El amor... ... ¡¡¡El amor nos vuelve locos!!! Nos sumergimos en imágenes fantasiosas con la persona, soñamos, anhelamos y el corazón vibra pero, para algunos( yo me incluyo) no es tan fácil expresar lo que sentimos ¿Cómo poder? ¿Cómo ser valiente? Mi hermana tampoco se atreve pero, lo hizo, se declaró con una carta, no resultó, luego se arrepintió y luego el tiempo lo sumerge en el olvido del tiempo ¿Quieres intentarlo? Quizás te dí una idea :) pero, yo te digo que ni éso ¡¡¡¡YO NOOOOOOOOOO!!!!

Bueno, sea ella o no lo sea, te recomiendo que no te desesperes, tranquilo que lo que tenga que ser, será.

Yo ahora paso. Amor ya no viene a mí para volverme loca, aunque claro, no sé si será por mucho tiempo :S Es un enemigo fuerte y seguro que regresará.

Un saludito.

Blue woman dijo...

El amor a veces es tan difícil. A mí me pasó que me gustaba un chico. Me enamoré de él pero, él sólo me quería como una amiga y nada más. Pero, no parecía ni siquiera ser mi amigo porque casi nunca nos vemos. Ahora llevamos mucho tiempo sin saber nada el uno del otro y a él ni siquiera parece importarle. Tiene tiempo para quedar con sus amigos pero, no conmigo y no lo entiendo. Hace no demasiado, le escribí una carta de declaración porque, no iba a esconder todo el tiempo lo que sentía; pensé que alguna vez tenía que decírselo y no esconderlo toda la vida. Así, que como no me atrevía a decírselo a la cara por vergüenza, un día me puse manos a la obra y escribí esa carta con un poema y todo. Al día siguiente, le vi y se la di al despedirnos para evitar que la leyera delante mío. Él me contesto el mismo día y me dijo que me quería mucho pero, sólo como una amiga. A mí, me sentó mal, ¿Cómo no? Y también el pensar que estaría algún día con otra o que a lo mejor ya lo estaría. Así, que según él quedamos sólo como amigos y yo acepté ser sólo su amiga. Pero, es que la verdad, ni siquiera parecemos éso ya que a parte de no vernos ni siquiera nos hablamos. Y ahora no tengo esperanzas; sé que todo está perdido. Me he sentido triste, abandonada pero, parece que lo estoy superando aunque, a veces tiendo a pensar en él y desearía que me llamara, que se preocupara alguna vez por mí. Pero, yo no quiero ser la que tome otra vez la iniciativa en darle una señal y aunque, me muero de ganas me resisto.

Bueno, el amor es así muchas veces. A veces, no podemos estar ni tener al lado a la persona que amamos por diversos motivos o circunstancias. En fin, ¿Qué se le va hacer? Pero, éso sí, es tan triste....

Un saludo.

L.M dijo...

Cuantos más sentimientos penetrantes existen, menos cavidad para el estudio... Eso magnifico ser tan sutil y ligero como una pluma bajo un suave viento, la mujer... con su pelo rubio, moreno, castaño, negro... sea como sea nos encantan y nos seguiran encantando por siempre ¿verdad Estebitan? animo y un abrazo