miércoles, 27 de mayo de 2009

Mis sentimientos contradictorios

Hace unos días puse punto final a nuestra relación. Quizá porque mis sentimientos no eran los que tenían que ser para que esto continuara, o porque nuestros mundos se estaban separando poco a poco... la verdad es que sinceramente no lo se, y es algo que me revienta, el no saber con exactitud qué es lo que realmente me ocurre para acabar con dos años maravillosos.

Lo que está claro es que, y por eso te lo escribo desde aquí, para que todo el que lo lee lo sepa, no es mi intención, y nunca lo será, hacerte el más mínimo daño, porque a pesar de todo, y desde la distancia, te quiero.

Y desde aquí pido disculpas a los lectores por esto, pero necesito decirlo en público, pues Jordan Baker es una de las personas más maravillosas que he conocido, y que se merece todo lo bueno que le pase, ahora y siempre.

Gracias.

4 comentarios:

Nat dijo...

Y para ti un abrazo grande.

:)

Esther dijo...

Es muy triste pero, si algo no va bien del todo, mejor no prolongar agonías, contra antes se corte eso, más pronto se podrá recuperar uno.

A veces, la vida es así, nos trae sorpresas y nos lleva por caminos que uno no espera pero, qué podemos hacer... debemos ser fuertes y levantarnos o al menos intentarlo porque sino lo hacemos ¿quién lo hará por nosotros? No podemos quedarnos así siempre.

Hay lecciones duras en esta vida pero, nos enseñan a ser fuertes.Ya verás, como todo pasa. Y serás más fuerte que ayer ¡Abulico invencible! :)

No estás solo, tantos habrán pasado por situaciones parecidas...

Mucho ánimo.

Saluditos.

Alma azul dijo...

Es muy triste pero, en fin. Por lo menos, tú la tuviste y la quisiste el tiempo que duró. Yo le he querido y no lo he tenido nunca porque, él nunca me ha querido, jamás me ha echo el más mínimo caso. Y encima tenía novia, algo que me dolió muchísimo. Ahora no sé nada de él y él de mí tampoco. Y tan sólo le devuelvo la indiferencia que el me da a mí. Y no sé nada de él, ni de su vida, ni de como está de feliz con esa que quizás ahora tiene de nuevo después de la otra. Y lo mejor es no saber, no saber nada. Hacer la máxima indiferencia posible. Pasar hasta el culo de todo. Y finjir como si nada. Quizás, no sirve de nada esa indiferencia o estar en plan pasota pero, créeme al menos, el estar en ese plan y no saber nada de nada hace sentirse mejor. Al menos a mí. Aunque nada se pueda arreglar, aunque ya nada tenga solución, que en mi caso no la tiene. Sólo espero encontrar algún día a quien me merezca. Espera tú lo mismo, ese nuevo momento, que no sé yo pero, por ahí se dice que todo el mundo lo tiene. Lo que sí sé es que la vida es muy corta y no merece la pena amargarse por algo así.

Un abrazo y ánimo.

acoolgirl dijo...

Muchas veces las cosas terminan... no hay que buscar más motivos.

Espero que ambos estéis bien.

Besosss