sábado, 21 de agosto de 2010

Un nuevo regreso.

Al final, después de tantos meses, vuelvo a la carga. He luchado contra mis propias ganas de escribir y de manifestarme aquí y en otros espacios durante casi... tres meses; después de esto me siento capaz hasta de dejar de fumar, aunque cada vez fumo menos...

En estos tres meses mi vida ha cambiado excesivamente: me he quedado sin trabajo, he viajado mucho, he ido unas cuantas veces a la playa, he engordado un poco (otra vez), he empezado a hacer más deporte, tuve desengaños con personas que consideraba importantes, LM volvió de Barcelona (aunque fue solo por un día), y lo pasamos muy bien; en definitiva, que no me esperaba que me lo iba a pasar tan bien en verano, ya que siempre los he considerado aburridos. Aunque bien es cierto que esta última quincena de Agosto está siendo realmente soporífera, y lo único que me gustaría es volver a lanzarme a la carretera. Pero qué remedio, no se puede tener todo.

Por todo eso, y pensando que no debo dejar abandonado el blog, vuelvo a retomarlo con más ganas, aunque aún no se con cuántas ideas. Espero que surjan muchas.

4 comentarios:

Nat dijo...

Feliz por tu regreso, muchos besos!

acoolgirl dijo...

Bienvenidoooo!!!

Ahora tendrás mucho más que contar, no??

Un besooo

Esther dijo...

Hola... :)

Yo acabo de venir a mi casa. Por lo menos, por muy relajado que fuera aquello, he pasado un tiempo de super relax y ciertamente me ha llegado a bajar bastante la tensión arterial, tanto que decían que la tenía bajilla, que no es lo más normal en mí... Debe de ser el relax excesivo que hay allí pero, bueno... calidad de vida... Me gusta esa frase de un anuncio que dice: "no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita".

La verdad es que por muchas cosas que pasen, a veces resulta un poco dificilillo dejar bloguer. Muchos son los que regresan y tú no eres la excepción. Es como una magia misteriosa... :)

Bueno, pues rebienvenido y a ver qué cuentas por aquí :)

Un saludito.

s_rock dijo...

:)