viernes, 7 de noviembre de 2014

Tempus fugit

Saber que no me amas, y que amas a otro, y no sentirme derrotado ni solo...



Se fue... y pensé que ya no más.

De pronto un día, ves a una persona... y todo vuelve a empezar.



1 comentario:

Esther R dijo...

No puedo ver el vídeo. Pero es triste. Las personas cambian a otras, como si fueran una camisa. Sé que esta frase suena ya a tópico, pero es así. Es una realidad tan triste que, a veces, ya prefiero no pensar en ella porque, no es por decir, pero a veces, me pone hasta enferma. No sé cómo la gente puede hacer esas cosas. Siempre opino que entonces, no aman porque no se puede hacer daño de esa forma a alguien al que se supone que amas. Es imposible. Aun así, aunque quiero pasar, aún sigo encontrándome con basura. A veces, es inevitable.

Un saludito, abulico :)