domingo, 21 de junio de 2009

Montaña rusa.

Los parques de atracciones se parecen mucho a la vida en general. Estas en una cola esperando mucho tiempo, para disfrutar de una alegría efímera, que en cuestión de minutos se marcha, desaparece, volviendo a la cruda realidad en mucho menos tiempo de lo que tardó la fila.


Lo malo de la vida en general es, que a veces esperas más de ciertas cosas, más de lo que realmente puedes obtener. Esa es quizá, la única diferencia con los parques de atracciones: en el parque sabes perfectamente lo que te espera después de la cola, y en muchos casos, también su duración. Yo no me escapo a ello, pues se que hay muchas personas que en su momento han esperado más de mí, y no he podido darles lo que realmente merecían.



De todas formas, no es un mensaje triste o deprimente como los que estaba escribiendo hasta hace poco; hoy me siento contento, y no se por qué. Bueno... quizás si, ya que hoy he hablado con un tipo de una inmobiliaria, y he quedado mañana con el para ver el piso. Aunque salga mal, ya me siento contento por dar el paso. Muchas veces me faltan arrestos para hacer las cosas, y esta vez creo que ya es una superación el hacerlo. Además, ya mis padres saben mis intenciones, que era lo que más me asustaba. El hecho de decirles a mis padres que me quiero ir de casa me daba reparos, pues se que a mi madre no le hace demasiada gracia, y a mi padre tampoco, aunque creo que lo asume de otra forma, quizá con más resignación, ya que el hizo lo mismo a mi edad. O al menos esa es la sensación que tengo yo.



Hace un rato, también he recibido otra noticia agradable: bueno, más que una noticia agradable, es una invitación; me han invitado a Argentina, una amiga que ahora vive allí. Un plan interesante... bueno, la verdad es que muy interesante, ya que siempre he soñado con ir a Buenos Aires, y sobre todo, bailar el tango. Aunque claro, para unos días que iría... pues no creo que aprendiera lo suficiente, pero no estaría mal, por lo menos, intentarlo. La idea de viajar, aunque sea a la vuelta de la esquina en mis vacaciones, me hace mucha ilusión, porque dados los últimos acontecimientos, no tenía ningún plan para salir estas vacaciones.


Hoy me ha llamado un buen amigo, y me ha dicho que ha terminado su relación con la mujer con la que llevaba viviendo cuatro años. Me ha dado mucha pena por los dos, pues siempre he pensado que hacían una buena pareja. De todas formas, pienso que son cosas que pasan, y que en esos casos lo mejor es pensar en las cosas buenas que hubo durante el tiempo que duró la relación en lugar de buscar culpables. De todas formas, lo único que espero es que les salga todo bien a los dos, y que tengan suerte en su vida, aunque sea cada uno por su lado.


Al final, como en la montaña rusa, hay altos y bajos, hay alegrías y hay penas. Realmente, la vida se parece mucho a los parques de atracciones... aunque la vida dura mucho más que una vuelta, y las alegrías que te da la vida tienes que intentar aprevecharlas mucho más que lo que dura el recorrido de una montaña rusa. Aunque a la hora de la verdad, a veces somos tan tontos que no nos damos cuenta de que las alegrías, aunque sepas que sean efímeras, debes alargarlas, y no pararte a preguntar el por qué. Eso al final, hace que las cosas se terminen antes. Y como es el caso, puedes perder una cosa tan valiosa, como es la amistad, con personas que pueden aportarte muchas cosas.


Mi reflexión, después de una semana extraña, es que al final siempre acabo de la misma forma; aunque me encuentre feliz, aunque me haga el duro, aunque me ría de todo (que siempre lo hago), aunque diga que todo pasa, no puedes evitar echar una mirada al pasado, y soltar, a escondidas, una pequeña lagrimilla de nostalgia... pero, como siempre, hay que mirar al frente.

6 comentarios:

punkosolitario dijo...

Increible, es lo mas profundo k t e oido decir, bueno casi. Me gusta, evoluciona faborablemente jaja muy way ermano weno lo siento por lo d tu kolega, ya sabs, piso tres abitaciones jajajaja kuidate

Nat dijo...

Si has actuado con honestidad y consecuencia, al mirar atrás no deberías sentir nada más que un poco de nostalgia, porque es normal, y porque a todos nos asusta mirar hacia adelante.
A mi las montañas rusas me marean que ni te imaginas, incluso las tazitas giratorias, salgo con ganas de gomitarrrrr***

Esther dijo...

A mí me pasa lo mismo. Pienso en algún sueño, siento que me gustaría dar el paso pero, luego vuelvo para atrás o lo deshecho. Bueno, muchas veces es tb porque no puedo pero, es que mi naturaleza tb es muy muuuuy cobarde y bueno, así soy...

Y sí, es verdad, somos como tontos: miramos al pasado y nos da como pena... Me incluyo, yo tantas veces no lo puedo evitar. Incluso sin querer a veces sueño con gente que iba a mi colegio y de la que no sé nada desde hace años y años... Qué decirte, que me gusta recrearme en mi pasado aun así.

No había pensado en comparar esta vida con el parque de atracciones pero, tienes razón.

A mí eso de las atracciones rusas me daba miedo pero, una vez, me atreví y me monté en una y ¡guaaauuuu! Luego ya no me quería bajar. Claro que era pequeña, con una grande pues no sé...
-------------------

¡Ja,ja! Eso que dijiste de los ingleses... me recordaste a una cosa que decía antes mi padre de ellos: que cuando hablaban parecía que estuvieran masticando chicle XD. Aún así, me gusta el inglés.

Saluditos.

acoolgirl dijo...

Muy cierto, la vida tiene sus subidas y bajadas y, sinceramente, creo que son ellas las que nos hacen aprender y ser como somos.

De igual manera, el pasado nos ayuda a aprender y a cambiar las cosas que no queremos para nosotros.

Todo ayuda.

Un besoteee

Alma azul dijo...

Me gustan mucho esas palabras de la vida es una montaña rusa. Que cierto que es. Y ahora que me doy cuenta pienso que es verdad, por lo que te doy la razón. La vida es una montaña rusa que sube y baja( con sus altibajos).

Y ya que hace mucho que no me paso pero, ya que estoy de vuelta por aquí aprovecho para saludarte. :)

Esther dijo...

Hola, abulico:

La verdad es que lo tengo un poco difícil porque no voy a tener internet en estos días y entre una cosa y otra... pero, espero tus próximos posts. De momento, voy a entretenerme con el que tengo pendiente :)

Saluditos.