martes, 3 de enero de 2012

Tiempo, siempre el mismo problema.

Lo he vuelto a hacer. He vuelto a dejar pasar demasiado tiempo antes de renovar el blog. Bueno, en cierto modo es lógico si tenemos en cuenta que no hay muchas novedades, por no decir ninguna; el desempleo se ha convertido en algo ya hasta normal, la universidad, eso sí, ha tenido un empujón bastante importante, cosa que me hace estar feliz. Por otra parte, no hay muchas novedades, quizá que económicamente voy peor que nunca, cosa que tampoco es novedad, y poco más.


La verdad es que sí que hay una novedad, que es en cierto modo relativa. Intento convertirme en empresario, ya que nadie me contrata, me doy el trabajo yo mismo, que para eso sí que valgo. He estado barajando muchas posibilidades, he pedido presupuestos, hecho dossieres, hablado con Bancos, gente que podría ayudarme... y aunque la verdad es que de momento no he tenido muchos éxitos, creo que pronto podré desarrollar las cosas como quiero. Espero que de una puñetera vez las cosas salgan, que esto quema ya un poco.


2 comentarios:

Sven dijo...

Acabo de encontrar tu blog, cómo fue todo? Supongo que esa sensación de hastío es común a todos en cuanto empiezas a la dinámica de trabajo, facturas, números que no cuadran...

En fin! Espero que todo haya ido genial!

Esther dijo...

Yo para eso, no creo que sirva o nunca tengo, sino, la valentía suficiente para hacerlo pero, lo veo muy complicado, muy lejano a mí, como que no tengo ni idea... Me agobiaría, quizás. Aunque esto de ser autónomo, es una buena opción, el intentar, cuando el paro está por las nubes. Yo no soy capaz hoy por hoy pero, admiro tu valentía y espero que estés teniendo suerte, allá donde estés.

Saluditos.